Viaje al Fondo del Mar
Imagen
Viaje al Fondo del Mar
Viaje al Fondo del Mar
Enlaces
Cursos de Buseos en Isla Fuerte
El mundo submarino está alli cerquita al alcance de cualquiera que quiera vencer sus propios miedos
Quizas fue Steven Spielberg el culpable del temor reverencial que creció conmigo cuando conocí el mar. Tiburón, la hirstoria de ese gigante dentado que arrasaba con cual quier vestigio de vida que se asomara desde la superficie, y que le valio el reconocimiento mundial a Spilber cuando apenas contaba con 25 años, aplazo por muchoas años mi deso de zambillirme en el agua, incluidas las pisinas.
La Primera vez que en clases de natación, la profesora, nos pidió que nadáramos hacia el fondo, yo no hice sino mirar las profundidades a la espera del tarascazo aniquilador.
El fantasma del escualo cinematográfico me acompaño así toda la vida, a pesar de que sentía el fondo de mi alma que el mar me llamaba a gritos como los delfines habían hecho lo propio con Jacques Mayol en la película azul profundo. Decidió burlar el miedo ancestral, tomé por fin un curso de buceó. Y sucedió que allá en lo profundo me esperaba un universo que no solo se burlaba con razón de mis taras infantiles si no que no podía compararse con ningún capitulo de las series submarinas de Jacques cousteau.
Bucear es una actividad solidaria que ofrece una sensación de libertad incomparable y se disfruta en silencio.
Imagen
imagen
imagen

ANIMALES PELIGROSOS DEL MAR

MEDUSAS

No es corriente en nuestros mares la existencia de esponjas o especies coralinas que ocasionen lesiones en la piel, sin embargo tenemos gran cantidad de hidroideos o celentéreos, especies a la que pertenecen las medusas, actinias y anémonas. Las medusas son animales marinos que ocupan grandes extensiones de mar y son transportadas por las corrientes marinas. Su defensa natural se lleva a cabo a través de su nematocistos (especie de jeringuillas biológicas de las que están dotados) y con la que inyectan sustancias muy molestas y urticantes para nuestra piel. Este animal nunca ataca, sólo produce lesiones si se pone en contacto con nuestra piel por accidente. Causa unas lesiones en forma de “edemas” o gran inflamación junto con prurito o sensación de intenso picor, y posteriormente se forman unas vesículas o ampollas de coloración violácea muy dolorosas. El peligro de infección es alto.


se inflan sobre él, y en lo profundo de la luz enfermiza,
pulpos innumerables y enormes baten
con brazos gigantescos
la verdosa inmovilidad,
desde secretas celdas y grutas maravillosas.
Yace ahí desde siglos, y yacerá,
cebándose dormido de inmensos gusanos marinos
hasta que el fuego del Juicio Final caliente el abismo.
Entonces, para ser visto una sola vez por hombres y por ángeles,
rugiendo surgirá y morirá en la superficie.
EL ERIZO DE MAR (Paracentrotus lividus)

El erizo de mar es un invertebrado marino formado por un sólido caparazón cubierto de púas. No conocemos que los erizos de nuestras costas tenga veneno en sus púas, las lesiones que provocan son muy molestas porque al ser muy frágiles dichas púas se parten y se quedan incrustadas en nuestra piel. No produce lesiones graves pero si, como decimos, muy molestas.

Métodos preventivos

Evitar bañarse en zonas donde abunde esta especie, suele habitar en fondos rocosos, en todo caso usar calzado adecuado, y sobre todo no meterse en playas con aguas turbias sin conocerlas previamente.

¿Qué hacer?


Desinfectar la piel con un antiséptico tipo “betadine”. Extraer las púas con pinzas adecuadas, o con aguja estéril. Si se fracciona puede aplicarse una mezcla de esencia de trementina, ácido salicílico y lanolina a partes iguales hasta que la espina sea expulsada

Acudir al médico en caso de infección



ARAÑAS DE MAR (trachinus draco)

Este pez es muy conocido entre los pescadores, pero como ninguno nacemos sabiendo y algún día hemos empezado a pescar por primera vez damos estos consejos, aunque para algunos sean ya conocidos.

Como muchos sabemos, la araña de mar es un pez que vive en las playas y fondos arenosos de poca profundidad


Suele acercarse mucho a la costa, sobre todo por las noches, enterrándose en la arena, y dejando sólo los ojos al descubierto, por lo que debido a este camuflaje, es de difícil localización. A veces ataca sin provocación, pero sobre todo lo hace si la llegamos a pisar por accidente. A diferencia de las arañas los rascacios viven en fondos rocosos y no suelen atacar, mas bien son huidizos. Sólo si son hostigados se defienden.


El veneno un gran dolor en la zona afectada, inflamación que se va extendiendo por toda la zona donde se localiza la picadura, pudiendo durar varios días. El dolor alcanza su punto álgido entre una hora y hora y media después de la picadura. Puede llegar a necrosarse y a infectarse, quedando en algunos casos dolores residuales.

Un dato a tener muy en cuenta es que el veneno que nos inyectan este tipo de bichos es conocido como “termolábil”, es decir que con calor podemos combatirlo, por lo que una de las medidas mas eficaces es sumergir el miembro o zona afectada en agua caliente (sobre 45º) durante 1 hora u 1,30 horas.

Método preventivo

Si vamos a pescar arañas o rascacios, o si son capturados por accidente, cuando realizamos otro tipo de pescas –galanes (raor), aligotes, herreras, etc- lo mejor es no introducirlas nunca en el barco vivas, antes de ello deberemos darle un buen “jarabe de palo” hasta que les veamos “los sesos”. Entonces y “solo entonces” deberemos proceder con extremo cuidado a cortarles las púas de las branquias y de la aleta dorsal. Asimismo deberemos tener cuidado de no depositar en cualquier sitio dichas púas una vez cortadas, pues continúan siendo venenosas. Si estamos en alta mar las arrojaremos al agua, y si estamos en la playa tendremos especial cuidado con ellas, arrojándolas preferentemente al water.

Nosotros utilizamos para estos casos unas tenazas (parecidas a las usadas en las chimeneas) fabricadas manualmente con acero inoxidable y con las puntas terminadas en púas. Es un utensilio eficacísimo que inmoviliza totalmente al animal y nos da la opción de cortarle las púas sobre la marcha, depositándolo en el cubo ya totalmente inofensivo.

Síntomas

Intenso dolor en la zona afectada

Mareos, lipotimias

Aceleración de la respiración y cianosis

Alteración del pulso

¿Qué hacer?

Tratar de calmar al afectado, acostarle con la zona afecta en declive, sumergir la misma en agua caliente, inyectar anestesia local en el lugar de la picadura, dar un buen analgésico.

El uso de corticoides, antihistamínicos, cobertura antibiótica, vacuna antitetánica, adrenalina etc se hará siempre por personal facultativo


No debemos alterar al afectado, elevar la zona afectada, aplicar hielo, realizar cortes en cruz en la herida, succionar con la boca, aplicar fuertes torniquetes.

Y como siempre acudir o requerir la presencia médica cuanto antes.



CHUCHOS (Dasyatis pastinaca) (no confundir con rayas)

El chucho o escorsana, es uno de los animales marinos más peligrosos, poseen un auténtico arpón en su cola, cuyo borde dentado es de fácil introducción pero de difícil salida. No es fácil encontrarlo en la orilla por lo que los accidentes con bañistas son muy raros, habita fondos arenosos y poco profundos.

No ataca sin razón, pero si por alguna razón le molestamos lanza un latigazo con su cola y nos puede clavar su aguijón. Este tiene un tóxico local puede desgarrar la piel e infectar la zona. Su tratamiento es muy similar al explicado con las arañas.

Método preventivo

Si por casualidad se nos engancha un chucho en nuestro aparejo, el mejor método es cortar por lo sano y dejarle marchar. Y decimos esto porque su captura no se suele realizar con frecuencia, y siempre es por casualidad. Ante ello no debemos correr riesgos inútiles, si tenemos en cuenta además que su carne es muy poco apreciada. Por ello si cortamos el terminal nos podremos ahorrar alguna dolorosa “sorpresa”.

Si nos encontramos ante una persona afectada por este pez, por las heridas que suele producir lo mejor es requerir la presencia facultativa.



CONGRIOS, MORENAS, BARRACUDAS, ANJOVAS, ETC.

Aunque la mordedura de estos peces no suele llevar consigo la inoculación de tóxicos, lo cierto que suelen provocar grandes heridas, sobre todo por la reacción natural de retirar la mano o el pié al ser mordido.

En este tipo de accidentes lo mas importante es controlar la hemorragia, por lo que es recomendable colocar un buen torniquete, elevar el miembro afectado, antisepsia con Betadine y vendaje compresivo, y bajo control médico cobertura antitetánica-antibiótica, y posible sutura.

LA TEMBLAERA (Torpedo torpedo)

Aunque este pez no lo consideramos peligroso, si hemos decir que el tocarlo puede ocasionar una descarga eléctrica que no es muy agradable, pero todo queda ahí.

 
Escríbeme
Para más información